BOMBAS DE “NO CARNE”

Preparando uno de los talleres que realizo una vez al mes para el Banc del Temps   (Web y Facebook), busqué que las recetas fuesen fáciles y un poco relacionadas con la navidad, fechas en que las comilonas y los dulces es lo que más abunda. Quería hacer platos para un “de vez en cuando” más que para el día a día, como suelo hacer, aunque el paté de berenjena y los mazapanes sin azúcar pueden pasar a formar parte de nuestra cotidianidad. Al menos, el “principal” quería que fuese “algo relleno”. Así que, después barajar varias opciones, pensé en las patatas rellenas.

Cuando todavía comía carne, hacía unas patatas rellenas de carne picada y queso, las envolvía en papel albal y al horno. Ahora quería veganizar esta receta, y claro, la opción del albal y sobretodo lo de la carne y el queso, no eran ya opción. Busqué por la red y de todas las que vi, las que más se asemejaban a mi idea eran las llamadas “Bombas de carne o “Bombas de papa”, muy típicas en Latinoamérica.

Así que decidí veganizar y adaptar esta receta. Lo primero fue pensar en el relleno, probé con soja texturizada como símil a la carne picada, y con la levadura de cerveza, símil al queso y que ayuda a que cuajen los ingredientes. La cobertura estaba clara, patata, igual que las recetas originales. Suelen rebozar la patata en harina, esta opción no la vi clara, personalmente quiero eliminar exceso de ingredientes en las recetas y el gluten, la harina no era opción. Después se sofríen, aunque no me agrada la idea de sofreír por el exceso de aceite y porque el aceite a altas temperaturas pierde su calidad saludable, era mejor que al horno, que también probé. No es una receta para todos los días, así que un sofrito de vez en cuando… si fuese para todos los días… no sería nada recomendable a mi parecer.

¿Qué caracteriza esta receta de origen? a parte de su ingrediente principal, la patata, se hace destacar el picante. Los pimentones siguen en esta receta dándole ese sabor peculiar al paladar.



INGREDIENTES

  • 3 patatas grandes (del mismo tamaño, la cantidad es variable)
  • 60 gr Soja texturizada.
  • 1 cebolla mediana
  • 8 – 10 cucharadas de tomate triturado.
  • 6 cucharaditas de levadura de cerveza
  • 1 cucharadita de pimentón de la vera.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de pimentón picante.
  • Orégano
  • sal

PREPARACIÓN


→ La patata (cobertura):

  • Hervir las patatas con piel, el tiempo depende del tamaño. Comprobar si están cocinadas pinchándolas con un tenedor (unos 30 minutos si son grandes). Cuando sea fácil pincharlas es porque ya están cocinadas.
  • Una vez hervidas, dejar enfriar un poco, quitarles la piel con las propias manos y triturar con un tenedor añadiéndoles un poco de sal.
  • Una vez trituradas con el tenedor, las podemos amasar con las manos, como si fuese masa para hacer pan. Cuanto más tiempo trabajemos con la patata triturada, después será más fácil manejarla con las manos para hacer las bolas.

→ El relleno:

  • Poner en agua hirviendo orégano y sal, esperar un par de minutos, a modo de infusión, y añadir la soja texturizada. Esperar unos 15-20 minutos hasta que la soja texturizada se haya hidratado.
  • Pelar, picar las cebollas y freírlas con un poco de sal.
  • Escurrir la soja texturizada, añadirle los pimentones y remover para que quede todo mezclado.

  • Una vez sofrita la cebolla añadir la soja texturizada (que se ha mezclado con los pimentones), y un poco después el tomate triturado.
  • Cuando esté todo cocinado apagar el fuego y añadir la levadura de cerveza y remover todo bien hasta que queden integrados los ingredientes.

 


→ Montaje:

 

  • Hacemos, con el puré de patata, bolitas con las manos del tamaño que deseemos. Las aplastamos y en medio ponemos un poco del sofrito. Juntamos los extremos de la patata y hacemos bolitas o tipo albóndigas. El tamaño es a gusto.

 

 

  • En una sartén con aceite caliente ponemos las bolas de patata y las sofreímos hasta que queden doraditas. (También está la opción de ponerlas al horno, pero no se quedan redondas, sino media luna).
  • Las vamos poniendo sobre un papel para que absorba el aceite excedente.

 

 


Acompañada con brócoli y shitake

Decoración Opcional:

Levadura de cerveza y pimienta triturada.

Salsa de anacardos

Veganesa

Bechamel…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s